Amsterdam

Se suele pensar que la gente va a Ámsterdam a fumar marihuana. También hay quien cree que se trata de un lugar donde las prostitutas se exhiben ante sus clientes desde escaparates iluminados en rojo, donde las setas alucinógenas se venden con la misma facilidad que las judías y donde los homosexuales pueden disfrutar de todas las maravillas del matrimonio. Todo eso es cierto. Pero la ciudad resulta apasionante por otras razones.

 

(Introducción de la guía Lonely Planet)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s